jueves, 23 de enero de 2014

Entornos de riesgo emocional: los trabajos más estresantes de 2014


FUENTE: EL CONFIDENCIAL

IMAGEN


Trabajar puede estresar a cualquiera, pero hay profesiones en los que el entorno laboral es de por sí hostil y poco dado a la calma. Parece difícil elaborar una lista con las profesiones más estresantes, pero el portal de búsqueda de empleo estadounidense CareerCast tiene claro cuáles son los 10 trabajos en los que es más difícil encontrar sosiego.

Aunque la lista se ha elaborado con datos del Buró de Estadísticas del Trabajo de EEUU, los empleos que aparecen son de naturaleza estresante en todo el mundo desarrollado, y la lista en España –quizás con excepción de nuestros militares, que tienen menos misiones exteriores que los estadounidenses– sería bastante parecida.

Hay que apuntar, claro está, que cualquier trabajo puede ser estresante dependiendo de las circunstancias individuales de cada uno. Un mal jefe, por ejemplo, estresa a cualquiera, ya sea uno cajero, recepcionista o informático. Pero hay oficios que son propensos a crear entornos estresantes, dado lo poco predecible del entorno. 

Son las cosas que están fuera del control del trabajador las que provocan el estrés


Tal como ha explicado en AOL Tony Lee, editor de CareerCast, son las cosas que están fuera del control del trabajador las que provocan el estrés. “Nos hemos dado cuenta de que los trabajos más estresantes son aquellos en los que los empleados no tienen control sobre su día a día. Trabajos en los que no te puedes tomar un viernes libre”, explica Lee. Se trata de empleos, según explica el editor, “en los que se tienen un conjunto de responsabilidades y la vida de alguien e, incluso, la tuya propia, puede estar en peligro”.

Estos son los 10 empleos más estresantes del año, en orden inverso.

10. Taxista

Los taxistas de una gran ciudad pueden llegar a acumular un gran estrés, sobre todo aquellos que echan demasiadas horas al volante. Aquellos que se conocen al dedillo la ciudad van más tranquilos, pero todos hemos montado alguna vez con un taxista que no tenía ni idea del lugar al que se dirigía. Eso por no hablar de lo estresante del tráfico en sí.

9. Policía

Dentro de la policía hay trabajos de muchos tipos, y no todos son estresantes. No es lo mismo trabajar en una Unidad de Intervención Policial (los “antidisturbios”) o el Grupo de Operaciones Especiales, que estar en una comisaría tramitando los DNI. Pero, en general, todos los policías tienen que enfrentarse en algún momento con situaciones de peligro.

8. Periodista

La redacción de un periódico o informativo es un entorno laboral por naturaleza estresante. Hay que dar las noticias cuanto antes y se trabaja constantemente con horas de cierre (en todos los periódicos de papel y muchos digitales). Los periodistas, además, están siempre sometidos a la crítica pública y a veces es complicado lidiar con los comentarios furibundos de lectores y espectadores.

7. Directivo

Los directivos empresariales suelen tener grandes remuneraciones, pero también una gran responsabilidad. Hay excepciones, claro, pero en general se trata de un trabajo en el que se echan muchas horas y en el que se tienen que manejar muchos asuntos a la vez. Además, en las grandes empresas, el trabajo de muchas otras personas depende de sus decisiones. Y eso pesa. 

6. Jefe de comunicación

Los jefes de comunicación de empresas e instituciones son responsables de la relación del organismo con el exterior. Ejercen como portavoces de cara a la opinión pública y, ante cualquier problema, tienen que dar la cara. Todo depende del organismo del que se es portavoz, pero hay gabinetes de comunicación en los que se trabaja con un enorme estrés.

5. Coordinador de eventos

Un coordinador de eventos, o productor, es responsable de toda la logística de un acto dado. Es un trabajo que obliga a estar constantemente al teléfono y que alcanza enormes picos de estrés cuando se acerca la fecha límite de aquello que se está organizando.

4. Piloto

Aunque la profesión de piloto ha perdido parte del glamour que la caracterizaba, sigue siendo un oficio de gran responsabilidad. Un piloto tiene a su cargo a cientos de pasajeros, cuyas vidas dependen de que, en caso de crisis, tome las decisiones correctas. Cada vez hay más medidas de seguridad pero, como han demostrado muchos de los últimos accidentes aéreos, el factor humano sigue siendo decisivo.

3. Bombero

Es cierto que los bomberos en España no viven mal, tienen muchos más días libres que el resto de los mortales y pasan mucho tiempo en el parque haciendo ejercicio, pero todo cambia cuando explota una caldera o se desborda un río. Un bombero tiene que mantener siempre una buena forma física y tiene que enfrentarse al peligro, sin importar lo que pueda ocurrir. En las grandes catástrofes son siempre los bomberos los que caen en primer lugar.

2. General

Los generales del ejército dictan la estrategia táctica en combate, que tiene un impacto directo en el éxito de las operaciones militares y, por ende, en la seguridad de sus subordinados. Se trata de una profesión mucho más estresante en EEUU que en España, dado el mayor número de operaciones reales en las que participa aquel país, pero tampoco es un oficio especialmente calmado aquí. Se trata de un puesto de gran responsabilidad.

1. Soldado

La tropa y marinería, el último escalafón de la jerarquía militar, constituyen la base de las Fuerzas Armadas. Los soldados son los encargados de realizar el trabajo más duro del ejército y están en constante formación, además, tienen por encima cientos de jefes a los que obedecer y un sueldo nada destacable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por visitar EL BLOG DE LA ORIENTACIÓN LABORAL y por tu comentario.

Saludos.