domingo, 6 de abril de 2014

La motivación no entiende de género: 10 frases célebres de mujeres de las historia para no olvidar


FUENTE: IDACCION



  • "Sin el asombro y la perspicacia, la actuación es sólo un comercio. Con él, se convierte en la creación”, Bette Davis.

IMAGEN

Bette Davis ha sido una de las actrices con más carácter de Hollywood. Con un rostro peculiar que no encajaban con los cánones de belleza de la industria del cine, Davis tuvo que luchar con la etiqueta de “fea” que le quisieron poner los críticos y productoras de la época. Actriz con mucha personalidad y muy perfeccionista, tuvo que ganarse el respecto de la industria. Su insistencia (tuvieron que estrenarse más de 20 películas para que se la tuviera en consideración) son muestra de su pasión por su trabajo. Y bien haríamos en tomar nota de ello a la hora de hacer los negocios.



  • "Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?”, Frida Kahlo.

IMAGEN

Una de las grandes artistas mexicanas nos deja una frase con la que reflexionar sobre las limitaciones personales de cada uno. Frida Kahlo tuvo un accidente de tranvía que la marcaría para el resto de su vida y que le dificultó la movilidad. Para combatir el aburrimiento, empezó a pintar. ¿Para que quería pies si con su obra podía volar? El arte y la imaginación eran las mejores alas que Kahlo podía pedir y bien que las aprovechó: sus pinturas están cargas de inspiración, trascendencia y sabiduría. Cuando creas que tus pies no te responden, utiliza tus alas.


  • "En lo que a mí respecta, el amor significa lucha, grandes mentiras y un par de bofetadas en la cara” , Edith Piaf.

IMAGEN

Justo como los negocios, el amor no siempre te devuelve todo lo que le has dado. Debes luchar, sin duda, pero a la vez ser capaz de afrontar lo que vendrá. Edith Piaf se convirtió en la gran diva francesa, y según aseguraba, sabía que estaba predestinada a dejar huella en el mundo de la canción. Sus inicios, pero, fueron especialmente complicados y con cierto paralelismo a los que tienen cuando se empieza una empresa: ascenso fulgurante, caída en desgracia y volver a empezar. Como el amor: lucha, mentiras y un par de bofetadas para seguir adelante y conquistar el sueño.



  • "Todo el mundo quiere ir contigo en la limusina. Pero lo importante es tener a alguien dispuesta a coger el bus contigo cuando la limusina se estropea”, Oprah Winfrey.

IMAGEN

Una carrera exitosa que empezó con un fracaso sonado: cuando Oprah Winfrey recién empezaba su carrera en la televisión fue despedida como reportera “por no dar el perfil delante de la cámara”. Esto no la derrumbó y siguió con su carrera: 30 años más tarde se ha convertido en la propietaria de su propio imperio comunicativo y ha hecho de si misma su propia marca. ”No creo en los fracasos, creo en las lecciones aprendidas” llegó a afirmar una de las divas del S.XXI.



  • "La libertad se aprende ejerciéndola”, Clara Campoamor.


En una democracia incipiente y muy, quizás demasiado, joven, Clara Campoamor luchó contra viento y marea, no por conquistar su sueño, sino más que esto para ejecutar un derecho que hoy nadie discute; el sufragio femenino en España. Lo consiguió, aunque este gesto hizo que la clase política del momento le girará la espalda. Han pasado muchos años pero su ejemplo es igualmente representativo. Y del mismo modo que la libertad, el emprendimiento se aprende ejerciéndolo.



  • "La verdad que escribir constituye el placer más profundo, que te lean es sólo un placer superficial", Virginia Woolf.

IMAGEN

Una de la más grandes escritoras de la historia de la literatura (cualquier listado de frases de mujeres que se precie debía tener una entrada para ella). Fue pionera en la reflexión sobre la condición de la mujer y la identidad femenina, pero de su experiencia y obra también podemos extraer una lección empresarial: la pasión. Aunque cabría estar un poco desacuerdo con Woolf, puesto que a la hora de hacer negocios el mayor placer, ciertamente, es que otros participen de tu proyecto.



  • "Los seres humanos se olvidan de vivir, porque están ocupados ganándose la vida”, Margaret Fuller.

IMAGEN

Margaret Fuller pasó a la historia del periodismo americano por haber sido la primera mujer en conseguir un contrato en la redacción de un periódico y fue además, la primera corresponsal en Europa, por el New York Tribune. Gran defensora de los derechos de la mujer, su papel en los medios le dio especial relevancia y la convirtió en una influyente líder de opinión. Y lo hizo en una época, a mediados del S.XIX, en que había mucho camino por recorrer. Un ejemplo y una motivación también a la hora de hacer negocios.



  • "Las mujeres deben intentar hacer las cosas al igual que los hombres lo intentan. Cuando fallan, su fracaso no debe ser otra cosa que un reto para todas las demás”, Amelia Earhart.

IMAGEN

El caso de Amelia Earhart es de los más curiosos de la lista. Todo un símbolo del feminismo, pasó a la historia por ser la primera mujer en cruzar el océano Atlántico en una avioneta. Fue una gesta realmente peligrosa (tres mujeres habían muerto en anteriores ocasiones). Afán de superación, concienciación de género y liderazgo femenino, Amelia Earhart fue una aventurera incansable cuyo ejemplo de valentía y coraje aún sirve, 80 años después de su muerte, para inspirar a cualquier emprendedora.



  • "Convendría sentir menos curiosidad por las personas y más por las ideas”, Marie Curie.

IMAGEN

Si tuvieramos que definir con una palabra a Marie Curie sería, sin duda, excepcional. Fue una de las científicas más notables de su generación. Formando pareja profesional con su marido, Piere Curie, consiguieron importantes descubrimientos en el ámbito de la radioactividad. Primera científica en recibir dos Premios Nobel en distintas especialidades, hizo todos estos logros sin obtener lucro económico, porque que nunca patentó sus descubrimientos. Una muestra de que el conocimiento, si se comparte, es más fácil de crecer.



  • "Cualquier estrella puede ser devorada por la adoración humana, chispa por chispa”, Shirley Temple.

IMAGEN

Cierra esta particular lista Shirley Temple, la primera “niña prodigio” de Hollywood. Ganó un Óscar con 6 años, y protagonizó cerca de 50 películas antes de cumplir los 14. A partir de entonces, se retiró de la industria, y por eso sería injusto recordarla sólo por su paso por Hollywood, puesto que supo dar un giro a su carrera profesional y empezó una exitosa carrera diplomática que la llevo a ser delegada de los EUA en la ONU y embajadora en Ghana y Checoslovaquia. Aprender a reinventarse, pero sobretodo a no dormirse en los laureles, puesto que nunca sabes hacia dónde te llevarán los negocios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por visitar EL BLOG DE LA ORIENTACIÓN LABORAL y por tu comentario.

Saludos.